Un estudio reciente de Steelcase sobre trabajadores de oficinas de todo el mundo reveló que, aunque el 77% de las personas tienen su propio puesto de trabajo asignado, una mayoría -87%- pasa de dos a cuatro horas diarias trabajando en otro lugar. ¿Por qué se marchan de sus puestos? ¿Qué tipo de espacios buscan? ¿Habría que añadir algún sillón cómodo o mobiliario de colaboración, y una cafetería con el fin de ofrecer a las personas el tipo de espacio de trabajo que desean? Son algunas de las preguntas que responde este profundo estudio de nuestra socia Steelcase.

Quizás te sientas identificado en algunas de las cosas que los trabajadores dicen necesitar. Por ejemplo, un 41% quiere conexiones rápidas e informales; un 28% trabajo colaborativo y en equipo; y un 24% desea usar espacios informales para trabajar en silencio o en total concentración. A un 37% le preocupa la comodidad física y emocional y una mejor ergonomía, y un 47% quiere espacios de trabajo que sean más cómodos, atractivos e inspiradores.

La realidad es que en muchas empresas, principalmente en las más tradicionales, aunque exista la conciencia de crear esos espacios informales como de colaboración y socialización, los trabajadores juzgan que son insuficientes. Ya hemos mencionado en post anteriores que existen reglas simples para mejorar los entornos (Ver: En busca de los espacios perfectos para trabajar), como aumentar las vistas y los accesos a la vegetación, brindar mayores posibilidades para las interacciones informales, ofrecer áreas privadas que fomenten la privacidad acústica y visual y, last but not least, la importancia de ofrecer ergonomía.

Por otro lado, en un entorno en donde conviven personas de culturas y edades tan diversas, otra pregunta que Steelcase se plantea es si incide la edad de los trabajadores a la hora de juzgar los espacios. A pesar de algunas diferencias entre las personas más jóvenes, definidas dentro de la generación Milenial, y los trabajadores mayores, ambos manifestaron sentirse a gusto en los espacios informales y utilizarlos con regularidad.

Por ejemplo, los milenials se muestran más propensos a utilizar los espacios de comedor/bar para realizar trabajos de concentración, mientras que las generaciones  mayores usan estos espacios a efectos de colaboración y socialización. Por otro lado, los milenials utilizan los espacios lounge como un lugar para la privacidad, mientras que las generaciones mayores los usan con fines sociales.

Así como tenemos necesidades básicas en nuestra vida diaria como la comida, el agua, la seguridad, etc., también las tenemos en la oficina. Por eso las organizaciones deben ofrecer la tecnología, el rango de espacios y el permiso para utilizarlos, y todo lo que necesitamos para poder realizar nuestro trabajo correctamente. Según un estudio, la mayoría de las organizaciones solo ofrecen a sus trabajadores la tecnología y el permiso para trabajar en espacios informales, pero lo que realmente necesitan es cubrir su bienestar físico, cognitivo y emocional. Las empresas que ofrecen más espacios informales e inspiradores son consideradas significativamente más progresistas que las que no lo hacen.

Qué opinás, ¿crees que tu entorno de trabajo te brinda los espacios que necesitás?

Fuente Steelcase: bit.ly/2uOwPJ3