Consejos para planificar los espacios para la educación

Los nuevos desafíos de la educación y el aprendizaje exigen nuevos ecosistemas que sean más activos y flexibles. Con el surgimiento de nuevos métodos combinados de aprendizaje, la introducción en las aulas de las nuevas tecnologías, y los nuevos desafíos de la educación, los centros necesitan adaptar sus salas convencionales para poder permitir un aprendizaje más activo y de mayor calidad.

Junto al desarrollo de nuevas soluciones y herramientas, nuestra socia Steelcase ha venido investigando sobre los nuevos espacios de aprendizaje y aulas y estas son algunas de las observaciones más destacadas:

-La mayoría de las aulas utilizadas hoy en día fueron construidas para aplicar pedagogías tradicionales, donde el profesor educa de pie y los alumnos se sientan y escuchan en un entorno de aprendizaje pasivo.

-Los diseños inflexibles y el mobiliario con movilidad limitada dificultan la interacción entre los estudiantes, profesores y el contenido. Y muchas veces el entorno es la barrera.

-El acceso a las tecnologías varía entre las distintas aulas y centros, y a menudo su integración es deficiente y poco accesible.

-Ni profesores ni estudiantes pueden sacar provecho fácilmente de las tecnologías (ya sea integradas o portátiles) para poder adoptar pedagogías basadas en problemas para aprender de forma práctica.

-Muchos centros analizan cómo podrían integrarse mejor las pedagogías, las tecnologías y el espacio, para mejorar la enseñanza y el aprendizaje.

En base a estas observaciones, estos son algunos consejos a la hora de diseñar las nuevas aulas para el aprendizaje activo y más inclusivo:

En lo relativo al ESPACIO

  • Diseñar un espacio que proporcione acceso visual y físico, de forma que todos los asientos sean igualmente confortables y accesibles para que tanto los profesores como los estudiantes puedan acceder los unos a los otros.
  • Facilitar el aprendizaje social diseñando espacios en los que los estudiantes puedan conectar y colaborar fácilmente.
  • Diseñar los espacios de forma que el aula se pueda reconfigurar rápida e indistintamente para múltiples fines, como: clase, trabajo en grupo, individual, debate o examen.
  • Incluir protectores en las paredes para poder mover libremente mesas y sillas.
  • Ofrecer opciones que permitan diferentes posturas para mejorar el bienestar y el movimiento motivando la creatividad y la inspiración.
  • Integrar el diseño de forma que permita alcanzar y reflejar los objetivos educativos y la misión de la institución.

En lo relativo a la TECNOLOGÍA

  • Diseñar de forma que se pueda compartir la información, aprovechando tanto las superficies verticales como las horizontales; utilizar superficies interactivas y de proyección.
  • Integrar, usar y permitirle a los alumnos acceder a sus propios dispositivos cuando sean de utilidad, así como a las herramientas y dispositivos tecnológicos educativos.
  • Permitir que la información mostrada sea persistente a lo largo del tiempo.
  • Asegurarse de seleccionar las tecnologías de manera inteligente para que las herramientas se utilicen con la finalidad deseada mejorando de este modo los resultados de los alumnos.
  • Estudiar en profundidad qué tecnologías deberían utilizarse y cómo respaldar las estrategias pedagógicas.
  • Incorporar herramientas que permitan aprender y colaborar al mismo tiempo y en diferentes momentos.
  • Permitir la implementación de estilos de aprendizaje con medios analógicos y digitales para la co creación en equipo.

En lo relativo a la PEDAGOGÍA

  • Concebir un diseño que permita transiciones sencillas entre diferentes estados de aprendizaje: clase, trabajo en grupo, debate, sentado, de pie, etc.
  • El diseño debería implementar el aprendizaje entre iguales.
  • Proporcionar libertad de movimiento al profesor, para que pueda interactuar con los alumnos frecuentemente y realizar valoraciones de manera constante.
  • Facilitar la implementación del desarrollo profesional para aumentar la adopción de nuevas estrategias de enseñanza.
  • Definir las expectativas sobre el aspecto que debería tener un entorno de aprendizaje activo: el aprendizaje es desordenado, las cosas se mueven.
  • Explicarle a los alumnos cómo estos entornos les facilita y ayuda a hacerse cargo de su propio aprendizaje.
  • Permitir el aprendizaje individual.

El aprendizaje activo es el aprendizaje del futuro. Por eso el espacio físico debe dar soporte al movimiento, al co aprendizaje, y a la co creación habilitando las discusiones y el intercambio. Ya es hora de planificar estos ambientes, por eso los invitamos a conocer todas las soluciones en mobiliario para aulas y sillas educativas que tenemos en Ufficio Equipamientos.