Retomar hábitos saludables en la nueva normalidad

Durante los últimos meses hemos vivido varios cambios en nuestras rutinas. Tener que adaptarnos al trabajo remoto, con un equipamiento o espacio de trabajo limitados, a utilizar mascarillas en el día a día y adoptar otras prácticas de desinfección, y luego regresar a las oficinas con nuestros antiguos ambientes readaptados y nuevos protocolos. Todas estas transformaciones nos han hecho perder algunos hábitos esenciales de salud en el trabajo.

Porque aunque desde hace tiempo el foco está en la salud de los espacios y los desafíos de adaptar los ambientes de trabajo también es cierto que hay aspectos como el cuidado de nuestro cuerpo, la alimentación, las posturas y otras rutinas, que hemos tenido que dejar de lado ante el escenario de la nueva normalidad.

El mes de setiembre y la cercana llegada de la primavera es un buen momento para renovarse, activarse y reencontrarse con esos hábitos saludables que perdimos en la era del Covid-19. Para eso queremos dejarte unos simples consejos que te ayudarán a emprender un cambio en tus rutinas y en los accesorios diarios de trabajo para obtener un mayor bienestar y salud laboral.

  • Alimentación. Durante los meses de mayor frío nuestro cuerpo necesitó de más energía y calorías para poder resistir las bajas temperaturas y la falta de sol en nuestras rutinas. Pero cuando las temperaturas empiezan a subir, es importante incorporar a tiempo el consumo de frutas y verduras asociadas a las épocas de calor. Es aconsejable seguir una dieta un poco más liviana para no sentir la pesadez en el cuerpo y en la mente durante los días de mucho calor. No abandones la costumbre que ganaste durante el confinamiento de cocinar y consumir productos “caseros” evitando la comida “de paso” que solemos consumir cuando estamos con poco tiempo en la oficina.
  • Hidratarse. Mantenerse bien hidratado siempre es esencial para nuestra salud. Es recomendable tener en el escritorio una botella personal con agua para no olvidarnos de consumirla ni ponernos excusas.
  • Aire libre y naturaleza. Aprovechá cualquier excusa para salir al aire libre. Nuestro cuerpo nos pide estar en contacto con la naturaleza durante los meses más cálidos y de sol. Cualquier pretexto laboral que tengas para tomar un poco de aire puro, no lo dejes pasar. Está demostrado que trabajar al aire libre o con luz natural mejora la creatividad, la productividad, y la participación de las personas. También podés integrar la naturaleza a los espacios interiores, ya sea con plantas, ventanas, colores, texturas, etc.
  • Moverse dentro de la oficina. También podés moverte dentro de la oficina alternando el trabajo de pie con el del escritorio convencional recordando hacer algún estiramiento cada hora de trabajo. Para poder moverte y trabajar saludablemente, es importante contar con espacios adaptados en cuanto a iluminación y accesibilidad para nuestros dispositivos y computadoras personales, así como disponer de las herramientas tecnológicas necesarias y espacios comunes para la relajación.
  • Renovar herramientas y mobiliario. La ergonomía y el bienestar laboral están asociados a una mayor productividad y motivación en el trabajo. Además de opciones en mobiliario para trabajar de pie o en movimiento, asegurate de contar con las herramientas fundamentales para un trabajo confortable.
  • Socializar respetando los protocolos. Más que nunca necesitamos retomar el contacto social. Si tenés la suerte de contar con ambientes que promueven la socialización y la colaboración, asegurate de tomar los cuidados necesarios como el uso de mascarillas, alcohol en gel o mamparas divisorias para poder darles un mayor uso y disfrutar de la interacción. Si no es así, encontrá el momento para poder vincularte con tus colegas y colaboradores de oficina, por ejemplo, durante las pausas para comer. Socializar y entablar relaciones de confianza en el trabajo te ayudarán a sentirte más feliz y saludable en el día a día.

Está comprobado que los entornos que combinan confort, funcionalidad y satisfacción emocional pueden inspirar a las personas a realizar su trabajo lo mejor posible, y a aumentar su productividad, satisfacción y participación en el trabajo.

Activate con la llegada del mes de la primavera, refrescá tu mente, y reencontrate con los hábitos saludables que más te gusten. ¡Dale la bienvenida a una nueva temporada con más salud mental y física en tus entornos de trabajo!

Además, te invitamos a descubrir las nuevas mamparas y divisorias sanitarias y el equipamiento con tecnología UV-C para la desinfección de ambientes para que puedas habitar espacios seguros y confortables.